10 de enero de 2008

Dangerous Days


Hay que ver que vagancia bloguera me traigo, esto es falta de ganas de escribir por alguna razón u otra. Y eso que dispongo de más tiempo que nunca y estoy viviendo uno de los momentos más plácidos de mi paso por el planeta, pero...

Eso sí, esto no podía dejar de mencionarlo. Habemus en Chez Catherine el tan ansiado pack Blade Runner con el largometraje en su supuesto "Final cut" y documental "Dangerous days" incluído, por ahora, ya que faltan cuatro cd's más del tal replicante pack.

Recuerdo bien la primera vez que lo ví, fue en la sesión de noche del sábado, con mis catorce años, me quedé clavadita al sofá, ese futuro barroco, lógico y caótico que se presentaba me resultó escalofriante.

La película " Blade Runner- The final cut" elimina alguna cosilla imperceptible y mejora otras como el momento en el que Zhora es asesinada por Deckard (por la espalda, el muy...), a Joanna Cassidy ya no la doblan si no que es ella misma la que rompe esos escaparates de forma tan aparatosa y conmovedora. Bueno, eso, y alguna cosilla más. Sigue sin haber narrador (aunque hay gente a la que le gusta esa versión como a Guillermo del Toro) y a pesar del muchísimo metraje desechado no se incluyó casi nada que no conozcamos.

Y ahora viene la joya de la corona: para los fanáticos de la película como menda, el documental Dangerous Days ha resultado ser una delicia. Aparece un Ridley Scott crecido ante el éxito de su película que cuenta, junto con guionistas productores etc. los avatares del rodaje, un parto dolorosísimo en el que el único que parecía estar a gusto con todo según el documental era el señor Rutger Hauer.

La parte de la dirección artística es la más interesante,dibujos, inspirados en el mismísimo Moebius, esas maquetas enormes esas cámaras analógicas, que, lo siento, daban más realismo a todo, son espectaculares. Dangerous days que es como se iba a llamar Blade Runner, es un anecdotario en si mismo, y solo circunscribiéndonos al nombre de la producción, como decíamos, podemos oír cosas como que se pudo haber llamado Mecanismo o que el título final está inspirado en una novela de William S. Burroughs.

No les cuento más de la historia de esta película- que en el momento del estreno fue un auténtico fiasco, ya ven!- porque para curiosillos ansiosos está en la mula a su disposición este noir, de producción impecable, currado, emocional, poético, futurista e increíblemente coherente: Dolly y el genoma humano se nos escapaban en el 82, no así al Sr. Philip K. Dick, años antes.


La frase de las lágrimas es del mismo Sr. Hauer, no estaba en el guión.




2 comentarios:

tarta de manzana dijo...

Este final es impresionante. Posiblemente justifica la película.

Hablando de cine, ¿has visto "Belle toujours", la película de este director de cine portugués tan mayor y tan genial que jamás recuerdo su nombre? Es una continuación de Belle de Jour cuarenta años después. ¿Qué te ha parecido, si la has visto?

Belle de jour dijo...

Manoel de Oliveira se llama. La tengo pendiente Hay tantas!!!!