5 de septiembre de 2007

Una cosa lleva al otra

Pues sí, así se hacen los descubrimientos. Primero fue Seu Jorge, el Mané Galinha de Cidade de Deus, el Pelé dos Santos de Life Aquatic with Steve Zissou (Wes Anderson, 2004), una peli en la que reina una cotidiana absurdez y dónde interpretaba solo con su guitarra los éxitos de la época Glam de David Bowie. Parece mentira pero sí, a veces el destino parece querer complacernos, un brasileiro que canta a Bowie y este aún encima se lo agradece, a la carta.





Luego vinieron sus colaboraciones y ahí está el segundo descubrimiento, aire fresco y pelín de creatividad en el panorama musical do Brasil, hartita ya de la poquita voz y de las mil y una versiones de la Sra. Bebel Gilberto ( a veces el apellido no lo es todo) aparece Cibelle. Elegante, buena voz, original, se atreve con todos los estilos, de hecho sorprende al entrar en "su-espacio" Punk-Tropical-Infantil (¿?). A los que conozcan a Marisa Monte les va a ser inevitable que no les recuerde a ella, pero les aseguro que los suyo es otra historia. Seu Jorge colabora en The Shine of Dried Electric Levaes, un disquito agradabile, como el de propio Seu y sus interpretaciones de Bowie. Desafinan como solo ellos saben, ya me entienden, dulzura y profundidad. De los dos juntos solo he encontrado un video algo cutre así que para su solaz les pego dos por separado



¡¡¡Viva o Brasil Brasileiro!!!




2 comentarios:

Mondo Gitane dijo...

Gracias, apuntada queda. Hombre, el Brasil de Os Mutantes también tenía su aquel. Y tiraban de fuzztone que daba gusto, algunas veces.
Es guapa la garota ésta, eh!!! Y dice que canta bien??

Belle de jour dijo...

Si, lo hace bien, le da un toque bossa-blues. Si, es muy muy guapa, a mí también me lo parece.